Permanentemente tenemos en Las Saladas padrillos, yeguas y caballos mansos en venta. Los reproductores, son seleccionados para intervenir en las distintas competencias representando a la Cabaña, el resto de ellos y los caballos castrados de idéntica sangre y amanse que los primeros se destinan a los puesteros de campo, que completan su educación en las distintas faenas camperas y trabajos con hacienda.